lunes, 21 de mayo de 2007

Sexta inmersión. Suerte, azar, destino.

-¡Qué suerte! ¡Qué suerte! ¡Que suerte!
Por más que se lo repitiese no dejaba de resultarle extraña esta frase. Nunca había creído en ella. La escuchaba siempre con recelo en boca de otros. En el fondo, no le importaba que se alejase. Siempre le había gustado lanzar cosas al estanque y ver como se hundían, observando y apreciando el instante, la calma, ... ondas infinitas de agua.

¿Qué tiene de bello el naufragio de un barco de papel?- escuchó en la lejanía.

2 comentarios:

Chirimoya dijo...

señorita escarlata, si q me paseo, el asunto es q no escribo,... pero q sepa ud. q de aqui bebo!!!!

Chirimoya dijo...

bueno q!!! escrebes ou non!!! ainda vou ter eu mais saidas ca ti!!!

http://jugandoacrear.blogspot.com/